lunes, 31 de enero de 2011

La Fuente de todo mal (Comic Sans)



Un post rápido, se lo prometo.

¿No se han enfrentado ustedes al pánico de tener que elegir un tipo de letra para entregar un trabajo, o escribir algo, o lo que sea, vaya? ¿Verdad que sí? Y es que hay algunos tipos de letra, dejando el anglicismo fuente a un lado, que son un dolor de cabeza más que otra cosa.

Porque el tipo de letra que usamos dice mucho de nosotros ¿no creen? Y porque, quien más y quien menos, todos tenemos un tipo de letra con el que nos sentimos más a gustito, y es el que usamos por defecto, como yo con la Verdana. Porque... dime que fuente (sic) usas, y te diré quién eres...

Mismamente esta mañana he recibido una carta de mi ayuntamiento local escrita en, adivínenlo, Comic Sans. Ustedes entenderán que uno tiene en alta estima lo que viene siendo su consistorio, pero claro, una cosa es una cosa, y otra cosa es, pues otra cosa.

Y contra el nulismo tipográfico: tolerancia cero.

Y punto.

Porque hay mil letras, oigan, y la Comic Sans no procede:

Verdana fue muy usada por las webs de hace 10 años, como algo innovador, y es que disponía de una lectura suave gracias a sus bordes redondeados.

Arial, quizá una de las más usadas por ser la primera en la lista probablemente, un poco más áspera de lectura pero también muy sencilla de leer. Fue mi anterior favorita, oigan.

◦La Tahoma ha sido una de las preferida para periódicos, artes gráficas y notas de prensa, ya que su lectura, aun con otros elementos circundantes, es muy clara, además de que es muy adaptable a cualquier escala sin sufrir grandes cambios.

Times New Roman, un clásico por defecto, que sustituyó a las Sans-Serif principalmente cuando entró el Windows 95 en nuestros sistemas.

Trebuchet MS, muy usada en la Web 2.0, por ser una evolución de la Verdana, mucho más suave aún y adaptable a muchas escalas también.

◦O la Courier, caracterizada por ser totalmente proporcional todas letras, y que simula a una máquina de escribir.

◦ Y luego, fatalité, está la Comic Sans MS, usada, reusada, cansina, quimerista y zahiriente Comic Sans…

Nada más que decir sobre ella.

Les dejo, no sin antes recordarle que usar Comic Sans es de cobardes (si no es que escribes una postal de cumpleaños). Y miren que hay letras, eh, que yo me he limitado a las más del día a día...

P.S.: Y si no, miren esto.

6 comentarios:

Ernie dijo...

Totalmente de acuerdo. Tolerancia cero.

Ally dijo...

Muerte a la Comic Sans!!!

Se me quedó grabado cuando una amiga abogada me comentó que le había llegado una demanda en esta letra...

Marta dijo...

En el departamento de lenguas modernas extranjeras de Haydon School tenemos una política de tolerancia 0 y hemos empapelado las paredes con carteles en contra de esa fuente.

A mí ahora me gusta la Calibri, pero para trabajos y demás Times o Arial, que la gente es muy especialita.

Patricia dijo...

estoy de acuerdo sobre la Comic Sans, ¡qué fea!
Mis preferidas son la arial narrow y la century gothic :)
mis apuntes los doy en century gothic, que es muy clara y juvenil, pero en mis tiempos mozos yo hacía los trabajos en Times New Roman. E clasicismo es una virtud del universitario...

mirror dijo...

Yo soy fan a muerte de la Georgia. O TNR si Georgia no pot ser.

ginersito dijo...

Coincido con Marta y con Mire, la Calibri y la Georgia se cuentan entre mis favoritas, especialmente la primera por su claridad.