viernes, 5 de noviembre de 2010

EMERGENCIA: La RAE se vuelve loca



Buenas tardes. Les escribe el comité de crisis de re-belle en el que, por desgracia, su co-autora está ausente. Les prometo que la he llamado, pero debe de estar educando a la juventud inglesa. Les advierto desde ya que éste es un post no neutro (bueno, en realidad nunca lo son), les advierto que el contenido del mismo no es políticamente correcto, es subjetivo, rápido y basado en mi criterio personal. Señoras, señores, pretendo darles mi opinión al respecto sin darles lecciones de moral y mucho menos de lingüística. En algunas cosas estarán de acuerdo; en otras, no. A mí, francamente, me da igual.

Para los que esto de la reforma les venga de nuevo, les comento que la RAE ha buscado el consenso panhispánico entre las Academias de la Lengua Española de todo el mundo. Este miércoles pasado, en San Millán de la Cogolla (la Rioja) se aprobó el texto básico de la nueva Ortografía de la lengua española. Ya sólo falta su ratificación definitiva el 28 de este mes en la Feria del Libro de Guadalajara (México) durante el pleno de las 22 academias.


Los cambios más destacados son los que siguen:


-Nombres de las letras. Algunas letras cambian de nombre:


    • La Y pasa a llamarse “ye”


    • La I se llamará “i”, y no “i latina”


    • la B pasa a llamarse “be”, y no “be alta”


    • la V se llama “uve”, y no “be baja”

El único cambio que me afecta a mí como hispanohablante es el de la y griega, porque aquí por España siempre hemos llamado "be" a la b y "uve" a la v. ¿Me molesta? Sí, y mucho. Me pregunto por la necesidad de unificar criterios. ¿Hay algún problema en que llamemos de formas diferentes a la misma? ¿Quiere decir que a partir de ahora los mejicanos llamarán melocotón al durazno? Lo digo por unificar... Y lo mismo con miles de palabras que usamos aquí y no allá, o viceversa. Sin ir más lejos una alumna de origen mejicano me ha dejado muerto hoy en clase al referirse a la ducha como “regadera”. Ahí queda eso. Y yo no la he corregido, ¿por qué iba a hacerlo? Que ella hable como quiera, y por esa misma razón quiero seguir llamándole a mi Y, i griega. Y punto pelota.

- Ex presidente/expresidente

A partir de este momento el ex se nos junta a la palabra, señores; salvo cuando la palabra sea doble, como ex primer ministro. Esto me parece un despropósito y por mucho que lo intento no entiendo el porqué del cambio. No veo la motivación, no veo cómo la lengua mejora con eso. En refinitiva, no lo veo. Y no pienso respetarlo.


-La Ch y la Ll no son letras

Bueno, ¿y cuándo lo han sido? Para mí siempre han sido dígrafos... No sé.


-Sólo/solo y este/éste


Desaparecen los acentos con un claro afán de clarificar. Pollas. Así de claro. Desaparecen los acentos porque en vez de invertir en educación, en vez de enseñar a nuestros niños a leer y a escribir, preferimos rebajar la lengua a las necesidades de la población. Y que venga alguien y me diga lo contrario, que es mentira. Dejar en manos del contexto el saber qué narices es un “solo” que aparece en una frase es empobrecer la lengua, y punto. Miren la frase: ¡Estuve en casa solo! Y ahora díganme a qué me refiero, si estuve sin nadie más o si no me moví de casa en toda la tarde.


-Guion/guión, truhán/truhan


Con esto tuve un rifirrafe en mis primeros cursos de carrera, y tampoco me viene de nuevas. La verdad es que yo para estas cosas soy bastante conservador y me gusta escribir acento en las palabras, pero si les soy sincero entiendo el planteamiento de la RAE: esas palabras son monosílabas, y por lo tanto no deberían acentuarse. Y se lo digo yo, que hago una clara diferenciación en la pronunciación de las anteriormente conocidas dos sílabas de guión, ups, de guion.


-4 o 5/4 ó 5


¿Desaparece el acento? Me parece genial que desaparezca cuando escribimos a ordenador, porque no hay forma posible de confundir la o con un cero, pero ¿a mano? WHAT.


-Lo de la C y la K y la Q


Si me lo preguntan... ganas de tocar los cojones. Y punto.


Visto lo visto, y leído lo leído, no voy a ponerme a lanzar bombas incendiarias contra la RAE; bueno, no voy a lanzar más bombas incendiarias de las que lanzo habitualmente. No me gusta la RAE y no me gustan ni sus propuestas de unificación con otros españoles del mundo ni sus ideas de bombero referidas a aceptar nuevos términos idiotas como oenegé.


Por esas mismas razones yo utilizo el DRAE como un diccionario de uso, como el María Moliner o el Martínez Seco. Ni de lejos un diccionario normativo. Y si se dan cuenta en este post no he utilizado sus nuevas reglas. Ya lo dijo en su día Fernando Fernán Gómez.


Espero sus comentarios.



7 comentarios:

irakolvenik dijo...

Rob, estoy totalmente de acuerdo. Sobre todo en las palabras estúpidas y que me duelen a la vista, como deuvedé (mira mi corrector del Chrome, lo ha puesto como incorrecto, qué mono) y esa maravillosa idea de eliminar los acentos.

Oye, ¿y desde cuándo guión es monosílabo?

Rob* dijo...

Guión puede pronunciarse de las dos formas, como monosílabo o como bisílabo. Yo soy de los que lo hacen de esta última forma. Hasta ahora la RAE decía esto:

La doble grafía, con o sin tilde, responde a las dos formas posibles de articular esta palabra: con diptongo (guion [gión]), caso en que es monosílaba y debe escribirse sin tilde; o con hiato (guión [gi - ón]), caso en que es bisílaba y se tilda por ser aguda acabada en -n. La articulación con diptongo es la normal en amplias zonas de Hispanoamérica, especialmente en México y en el área centroamericana; por el contrario, en otros países americanos, como la Argentina, el Ecuador, Colombia y Venezuela, al igual que en España, esta palabra se articula con hiato y resulta, pues, bisílaba. Debido a esta doble articulación, y con el objetivo de preservar la unidad ortográfica, en la última edición de la Ortografía académica (1999) se establece que toda combinación de vocal cerrada átona y abierta tónica se considere diptongo a efectos de acentuación gráfica. Por ello, en guion y otras palabras en la misma situación, como ion, muon, pion, prion, Ruan, Sion y truhan, se da preferencia a la grafía sin tilde, aunque se permite que aquellos hablantes que pronuncien estas voces en dos sílabas puedan seguir tildándolas

A partir de ahora lo que antes se permitía se prohíbe, unificando criterio. Yo por ejemplo llevo un año ya no acentuando guión. Lo estoy vilviendo a acentuar desde ahora mismo, jeje

Ernie dijo...

Hoy he leído un comentario muy acertado respecto a todo este asunto de la unificación, al menos en mi opinión: "La RAE está haciendo lo que hizo aquí Canal 9: si no sabes hablar un idioma, normaliza el error".

A mí me gustan las tildes, así que mientras pueda las voy a seguir usando igual que antes.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo!!! Yo creo que cada x tiempo deben demostrar que hacen algo y se inventan estas patochadas... Un saludo!

mirror dijo...

Ernie tiene toda la razón, qué pena la RAE y qué pena Canal 9.

Marta dijo...

El cambio es molesto para los que estamos acostumbrados a lo nuestro, pero dentro de lo malo puedes aceptarlo o no (yo voy a seguir diciendo «gui-on» y acentuando al adverbio «sólo» qué queréis que os diga)

Pero estos días me he dado cuenta de otra consecuencia de estas modificaciones que no me había planteado hasta ahora:

Cambiar la gramática afecta económicamente a las clases de lengua española.

En el departamento de lenguas modernas de Haydon School se llevaron las manos a la cabeza al ver que todo el material que tienen ya no sirve (a la basura se van libros de nuevos, de las últimas ediciones que se habían publicado, porque no se corresponden con la nueva gramática)

Z0MBI dijo...

A mí lo que más me preocupa de todo esto son las editoriales, porque unas se van a liar a aceptar estos cambios y otras no, y a los que trabajamos para ellas nos van a traer por la calle de la amargura.