lunes, 23 de enero de 2012

La intérprete de diez años

Yo creo que, sobre todo cuando te asomas al abismo laboral por primera vez, el sentimiento de miedo invade al más valiente. Y con la que está cayendo.

Y me van a permitir que sea pesimista, sí señor, porque posts optimistas hay, y muchos.

Y tampoco hablo de pesimismo, en verdad. Yo hablo más de nostalgia, una palabra que me encanta. Nostalgia. Con sufijo de dolor. Porque no me digan que no duele de vez en cuando.

Verán, estuve en mi querida uji hace unos días y, de casualidad, me encontré con algunos compañeros de promoción. Qué gris todo. Y, a un año de acabar la carrera puedo contar con los dedos de una mano (y me sobran cinco) los compañeros que se dedican a la traducción.

Algunos hacemos másters de traducción, otros hacen másters en educación, otros son asistentes de conversación por el mundo y, en fin, igual seré yo, pero echo de menos cuando era estudiante e iba a la universidad y aprendía por aprender. La traducción por la traducción. El arte por el arte.

Pero así estamos.

De todos modos me alegra ver el caso de esta niña, Alexia Sloane, la intérprete del Parlamento más joven de toda su historia, con diez años, y sin vista.





Habla español y francés por parte de su madre. Habla inglés por parte del padre. Estudia mandarín en el colegio y acaba de empezar con el alemán, en plan reto personal. Sumadle en braille, claro.

Ya se ha sacado el GCSE de sus dos primeras lenguas con A*. El de mandarín se lo saca este año. Y repito que tiene diez años (sus compañeros no se sacarán los GCSE hasta dentro de seis).

Decidió que quería ser intérprete con seis años, y vio cumplido su sueño en abril de este año, al ganar un premio al joven triunfador del año. Ése fue el premio que eligió. Incluso necesitó un permiso especial para entrar en el Parlamento, porque de normal no entran menores de 14.

Dicen que es buena. Y yo que me alegro. Les paso también una entrevista en la radio que le hicieron. Suena un poco pedante con frases del tipo "Adoro los exámenes, no entiendo cómo la gente puede tenerles miedo" o cosas así, pero supongo que es porque es muy joven todavía. Es buena, y lo sabe; sólo le falta aprender cómo desenvolverse siendo un genio.

Ojalá tenga mucha suerte.

6 comentarios:

Ernie dijo...

Suerte y buen entorno que le enseñe a desarrollar su inteligencia emocional y social. Porque es lo más jodido de ser genio, creo yo.

De todas formas, para la próxima espero que escojan una foto en que salga más favorecida la pobre niña =b.

Rob* dijo...

(es la mejor foto que he encontrado, lo juro)

Irisita C. Permuy dijo...

Me ha encantado, Robert. Mucho.

Rob* dijo...

Gracias Iris! Eres un sol!

Bayda' dijo...

Todo era mucho más fácil en la universidad, eh? También acabé el curso pasado... y, a falta de trabajo/prácticas, estoy haciendo un postgrado. Enfin.

Rob* dijo...

Cuánta razón tienes Bayda. Un postgrado es lo que estoy haciendo yo también. Gracias por comentar por aquí, que tengas suete!