domingo, 11 de marzo de 2012

El antidiccionario

"Mero espectador", definición intersemiótica de antidiccionario, cortesía de Pei


El otro día les hablaba de las definiciones, sí, y la verdad es que me trajo a la mente algo que desde hace años y años no veía en primera plana de mi memoria: los antidiccionarios.

Un antidiccionario les deja imaginar, porque ustedes son los que juegan con los significados, y con los términos, y con todo. Piensen que el diccionario es aséptico como un bisturí y el antidiccionario, por naturaleza, palpita como una cera Manley en una hoja en blanco.

Me primer antidiccionario lo leí en clase de valenciano en el instituto, cortesía de mi profesora Empar Busó. Es el Diccionari per a ociosos, de Joan Fuster. En verdad a la profesora Busó le debo muchas cosas, porque también fue ella la que, por ejemplo, me enseñó a Chomsky y me llevó a Roma; pero ésa es otra historia.

Del antidiccionario de Fuster me encanta la definición de morir, concretamente:

MORIRMorir-se massa jove és un error. Morir-se massa vell, també. En general, morir-se és sempre un error. El mal és que podríem dir això mateix respecte al fet de viure.

Y digo, ¿Por qué no crear nuestras propias definiciones, nuestro diccionario para ociosos? Y de paso inventar palabras, o definir ésas que el DRAE no incorpora, o darles nuevos significados. Cosas como:


AISLARSE: Exiliarse en una isla, a ser posible desierta.

ATORMENTIR. Causar aflicción, disgusto o enfado como consecuencia de una mentira (usado también como pronominal).

DESCISIÓN: Dícese de la decisión que provoca que un grupo de personas se separe y siga caminos diferentes.

DIABÉTICO: Afincionado al Bétis que compra sus productos básicos, no sin cierta asiduidad, en la cadena de supermercados Día.

DIAMANTE: Enamorado que te corteja a plena luz del día. Según la creencia popular, son los mejores amigos de una mujer.

FINIQUITAR. Dicho de un asunto, llegar a una solución y entendimiento mutuo mediante la ingesta de fino. La dificultad del asunto en cuestión es directamente proporcional a la cantidad de fino ingerida.

MENESTRA. Ministra distraída y confusa que no cumple, o parece no cumplir de forma satisfactoria, sus labores ministeriales

MONORQUÍA: Forma de gobierno en la que un mono, escogido por voluntad divina, (y tras él toda su estirpe) gobierna un país o cualquier otro territorio a su mejor saber y entender.

Por si no ven el link en la leyenda de la foto, la imagen pertenece a mi amiga María Pei, gran publicitaria y mejor persona. Su blog, Gilipeilleces, es un gran ejemplo de antidiccionario intersemiótico. Se lo recomiendo mogollón, oigan.

Dicho lo cual, a ustedes, ¿se les ocurren otras entradas de antidiccionario?

4 comentarios:

Ernie Octodon degu dijo...

Infrasticioso. 1. Persona que atribuye la causalidad de los acontecimientos a agentes externos a control propio o al azar. Pero sólo un poco.

Mireia dijo...

Nice Guy(™): Hombre (normalmente muy aburrido, o coloquialmente «soso») que está interesado sentimental o sexualmente en una mujer, fingiendo interés en la vida de ella, sus sentimientos y opiniones, y esperando una recompensa sexual sólo por tratarla como a un ser humano. Cuando la mujer no le corresponde o empieza a salir con otra persona, el Nice Guy(™) deja de ser amable y pasa tener a una actitud pasivo-agresiva con multitud de insultos de índole sexual hacia su antiguo objeto de deseo, ya que no entiende que las mujeres puedan tener sentimientos propios y no se les puede comprar con una cerveza y un cumplido.

Mireia dijo...

Alberto Ruiz-Gallardón: persona que cree que una niña de 16 años no es lo suficientemente madura como para abortar pero sí para ser madre.

Ben dijo...

Hay una buena list de recursos aqui http://www.justpublish.es/#!ingles/cihc

Un saludo,

Ben